30 mayo 2012

Una crisis con responsables y víctimas invisibles

Diagnóstico realizado en una charla debate en Barcelona organizada por Mecoph, con la presencia de Josep Ramoneda, Mònica Terribas y Carlos Zéller.

  • Se recordó que el periodismo está gobernado por sus empresarios, casos de empresas que crecen en tamaño y se convierten deudoras de los bancos, con lo que ello supone en su orientación. 
  • Se reclamó el oficio del periodismo para descifrar lo que pasa, contarlo de forma comprensible y establecer una auditoría social. 
  • La información es un derecho y una necesidad. 
  • La democracia es deliberación y es control. 
  • Se ha producido un deterioro de la estructura de oportunidades.
  • La crisis económica como coartada.
  • Los planes de ajuste estructural en América Latina y África, un "genocidio económico" dijo Zeller son el precedente de lo que está ocurriendo ahora en Europa.
  • Bankia como caso paradigmático de cómo se socializan las pérdidas.
  • Europa, dijo Ramoneda, como "asociación intergubernamental donde manda Alemania".
Saber más:




27 mayo 2012

"Los Colonos del Caudillo"

Un documental sobre un pueblo manchego, Llanos del Caudillo, fundado en 1955 bajo principios totalitarios. Y de lo que significa Franco en la actualidad. Financiado a base de crowfunding




  Los Colonos del Caudillo (Franco's Settlers) (Trailer) (2013) from play loud! productions on Vimeo.

Saber más:



El hambre como violencia

Dos frases de Jean Ziegler en unas declaraciones suyas en La Vanguardia (27-5-12)

"El hambre no es una fatalidad, es un asesinato"
"El hambre es pura violencia estructural, es un orden caníbal del mundo".

Saber más:

  • "¿Cómo es posible que, más de una generación después de que el ser humano caminase sobre la luna, dejemos morir innecesariamente a otros seres humanos porque no damos prioridad a satisfacer a tiempo sus necesidades más básicas?"

Jan Egeland, Coordinador de Ayuda Humanitaria de la ONU (2003-2006), sobre El precio de la respuesta tardía a alertas tempranas durante la sequía de 2011 en el Cuerno de África, informe elaborado por Save the Children y Oxfam que alerta sobre las consecuencias en millones de personas. Egeland habla directamente de "atrocidad".

  • "¿Qué clase de mensaje, directo o subliminal, transmitimos a nuestros hijos cuando nos ven mirar para otro lado y permanecer inmutables ante la muerte temprana e injusta de nuestros hermanos africanos? ¿No es la negligencia, el no hacerse cargo de las responsabilidades, sobre todo con los más pequeños del mundo, una forma más de violencia? ¿no vamos a reclamar a nuestros responsables políticos que muevan todos los hilos que hagan falta para que los gobiernos se impliquen e intervengan de inmedito con una respuesta humanitaria en condiciones?"

María Jesús Castillejo, del artículo "¿Hay alguien ahí? Somalia grita", publicado en Diario de Navarra, 8-8-11


  • "Progresa la idea de que el hambre es un problema profundamente político. Es algo que estaba ausente del debate cuando la crisis alimentaria estalló hace dos años (...) Hoy se reconoce que en la base de los mil millones de personas hambrientas, hay un problema de justicia distributiva".
Olivier de Schutter, relator de las Naciones Unidas para el derecho a la alimentación en Público (23-5-10)

26 mayo 2012

La "edad de la apariencia", según López Burniol

Fragmento de un artículo suyo en La Vanguardia (26-5-12)

"sería injusto limitar esta edad de la apariencia al ámbito empresarial. En el campo de la política, la prevalencia de la apariencia sobre la realidad ha sido aún más generalizada en el espacio, más sostenida en el tiempo y más obscena en el resultado. Han sido y son legión, a babor y estribor, los políticos que se niegan a dar el nombre de las cosas; los que eluden o dilatan la adopción de medidas necesarias por razones electorales; los que están obsesionados por la imagen; los que son esclavos de las encuestas y obsesos de los sondeos; los que se muestran obsequiosos y serviles con los fuertes, y altaneros y déspotas con los débiles; los que están ligados por una enfermiza relación de amor-odio a unos medios de comunicación de los que en buena medida dependen; y los que permanecen, en fin, en el primer tiempo del saludo ante los poderosos, a los que podrían repetir con unción las palabras del Magnificat: "Ecce ancilla Domini, fiat mihi secundum verbum tuum", esto es, "He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra"".


Saber más: 

  • Juan-José López Burniol en La Vanguardia (26-3-11), sobre una reflexión del fallecido historiador Tony Judt

"Hemos olvidado –nos dice– cuatro cosas básicas: 1. El significado terrible de la guerra: los nacidos entre 1930 y 1945 somos la primera generación europea que, después de siglos, no ha tenido que ir al frente. 2. Las dificultades enormes que costó construir el Estado social de derecho, hoy en entredicho, como marco de convivencia en la justicia. 3. Lo absurdo y contraproducente que resulta someter las políticas públicas a las solas exigencias de un economicismo estrecho, pretendidamente científico y –precisamente por ello– dogmático. 4. La necesidad de un constante debate de ideas, hoy difícil por la escasez de intelectuales independientes, es decir, ajenos a subvenciones y sinecuras. Así, no es extraño –concluye– que, al olvidar el siglo XX, hayamos olvidado también sus lecciones y, por ello, “en nuestro nuevo culto del sector privado y del mercado, ¿no habremos simplemente invertido la fe de una generación anterior en la propiedad pública y el Estado o la planificación? Después de todo, nada es más ideológico que la proposición de que todos los asuntos y políticas, públicos y privados, deben inclinarse ante la globalización económica, sus leyes inevitables y sus insaciables demandas”.



"Patriotas patrioteros", según Pilar Rahola

Fragmento de un artículo suyo en La Vanguardia (26-5-12)

"ese es el quid histórico del problema, que la defensa del concepto España se hace desde bocas irredentas que lo convierten en un coto cerrado, no apto para disidentes. (...) Es la España que nos convierte a muchos en extranjeros; la que no ama la pluralidad, sino la uniformidad; la que no dialoga, sino que impone; la que no acoge, sino que disgrega; es la España separadora, nodriza excelsa del separatismo. Por mucho ruido que hagan por las esquinas de la esencia patriótica, lo cierto es que todos estos aman muy poco a su patria, porque la quieren intolerante, exclusivista y uniforme. La prueba es que se preocupan por los silbidos y no por las mil razones que los motivan". 

Saber más:
  • "Perdón por molestar", artículo de Pilar Rahola en La Vanguardia (12-1-11)
  • "La máscara del rey Arturo" (Pilar Rahola, RBA 2010)
  • "Los chicos de María Emilia Casas se han cargado el espíritu de la transición (...) en España sólo nos quieren serviles, sumisos y capados. Es decir, en España no nos quieren".
Pilar Rahola, en La Vanguardia (30-6-10), tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut.

La imagen, de Wikimedia

18 mayo 2012

"El núcleo de la realidad", según Javier Sádaba


El poder del dinero. De una entrevista a este filósofo en Diario de Noticias (18-5-12)

"El núcleo de la realidad es la absoluta fuerza con la que manda el que tiene el poder, que es el que tiene el dinero. Así se ha producido una doble inversión. La primera, la política, ya que el político en vez de estar al servicio del ciudadano (como mero recadista que debe ser) nos ha convertido a los ciudadanos en sus servidores. Esa es la gran inversión que habría que transmutar. Y la segunda es en términos económicos. Los recursos no son distribuidos por aquellos que gestionan la vida política, es al revés, y la vida política ha pasado a estar en manos de aquellos que tienen el dinero. Me parece que estas dos son las dos grandes inversiones que están dando al traste con lo que podía ser una democracia con demócratas, que no solo sea de nombre o pura ficción. Una democracia, en definitiva, donde realmente la igualdad no sea también algo que queda en papel mojado en un programa de gobierno, sino en algo real".

La imagen, de Wikipedia, de Urcomunicación

Saber más: Javier Sádaba, en Diario de Noticias (6-4-09) afirmó que la revolución pendiente del ser humano es "la cultural y pedagógica".

"Yo creo que debería haber una gran explosión cultural como el mayor deber de una democracia, una sociedad mucho más crítica, más libre en sus opciones, con más capacidad de discutir. Y luego hay otra, que es la revolución con uno mismo, el saber que podemos hacer muchas cosas, y hay que lanzarse y no tener miedo. (...) Y unir audacia y modestia".


10 mayo 2012

Cinco artículos de Millás en El País


  Saber más:
Denunciando una forma de entender la economía que ya antes de la crisis pasase lo que pasase (y pasaba mucho) exigía permanentemente "flexibilidad", escribió un artículo Juan José Millás en El País (2-8-2006), acompañando una foto con un niño desnutrido ante la mirada de su madre:

“La desnutrición está gestionada por economistas del ala liberal, según los cuales los kilos regresarán a los niños cuando el Mercado funcione, de una vez por todas, en África. La experiencia, sin embargo, no dice eso. La experiencia dice que la desnutrición infantil, pese a la intervención del Mercado, no ha tenido avances significativos en los últimos 15 años. La ONU ha renunciado prácticamente al objetivo (¡fijado para 2015!) de reducir a la mitad el hambre de los niños.No sabemos qué significa reducir a la mitad el hambre de los niños, si que se muera uno cada dos minutos (ahora muere uno cada sesenta segundos) (…)Preferimos el hambre al desorden. De ahí que los organismos internacionales hagan planes a 15 o 20 años, que es como si a usted, frente a un infarto, le dan hora para el año que viene: la lentitud en la atención constituye el modo más eficaz de cronificar el problema. Uno se muere con sus enfermedades crónicas, pero no de ellas. El mercado no morirá a causa de la desnutrición de los países llamados eufemísticamente “en vías de desarrollo”, sino que se alimentará de su cronificación (…)En cualquier caso, y por si en las líneas anteriores se me hubiera deslizado algún juicio involuntario en contra del Mercado, quede claro que esta foto, publicada en septiembre, como las tres o cuatro restantes de niños con moscas aparecidas en los meses posteriores, forman parte de la cuota informativa aconsejada por el Mercado de la Información. También mi artículo, no nos equivoquemos, es un artículo de cuota. No escribiré ninguno más sobre el hambre durante el mes de agosto. Únicamente señalar que, como se ha demostrado en otros ámbitos, lo contrario de la cuota es la paridad. Pero no estamos por la labor”.

El hambre no es una disfunción inevitable, sino el resultado de un conjunto de elecciones. El artículo tenía la franqueza de reflejar las propias contradicciones en las que estamos inmersos los periodistas. 
La foto, de Miguel A.Monjas, de Wikimedia

"Hay que ser monárquico"

El discutible relato de la reina Sofía
 
"Hay que ser monárquico, como hay que estar a favor del Estado de las autonomías, porque lo dice la Constitución. (...) La Monarquía es nuestra forma de Estado, y han de apoyarla todos los españoles que aceptan la Constitución".


Sofía de Grecia en el libro La Reina, de Pilar Urbano, publicado en 1997. Once años más tarde, en el libro, también de Pilar Urbano, La Reina muy de cerca, Sofía vuelve a la tesis de que quien "está con la Constitución, tiene que estar con la Monarquía". "Es el sistema que han querido los españoles", asegura. Y añade que "un republicano en España está tan fuera del contexto actual" como un francés monárquico.

La imagen, tomada de Wikipedia, de Ricardo Stuckert

Saber aún más:
  • (El rey) "tiene influencia real sobre Zapatero cuando quiere utilizarla" 
De los papeles filtrados de la Embajada de Estados Unidos, tomado de El País (6-12-10)


  • "Los ciudadanos -monárquicos o no- son "juancarlistas" y desean ser "felipistas (...)"
     Rafael Jorba, en La Vanguardia, 4-11-03

  • "Para mí no es aceptable que el jefe del Estado lo sea, no por méritos personales, sino por razón de derechos de sangre".
    Rafael Borràs, en El País, suplemento Quadern, 23-12-10 (traducido del catalán)