29 junio 2009

Léxico conservador

Manual léxico para determinados cenáculos
  • ¿Qué es la unidad de España? Un bien moral
  • ¿Su principio? Indiscutible
  • ¿El nacionalismo periférico? Un tumor irracional, produce discordia
  • ¿El nacionalismo español? Patriotismo, no es nacionalismo
  • ¿La actitud de los míos? Apasionada
  • ¿La de los otros? Radical
  • ¿El PNV? Inmoral
  • ¿El pacto PSE-PP? La libertad
  • ¿Ikastolas? Contaminantes
  • ¿Euskera? Inservible
  • ¿Castellano? Obligatorio
  • ¿Catalán, gallego, euskera...? Para quien lo quiera, sin imposiciones
  • ¿La equidad social? Igualitarismo
  • ¿La Constitución Española? Está siendo denigrada
  • ¿Seguridad? La de la OTAN; no la alimentaria o la de disponer de agua potable
  • ¿Inmigración? Problema de orden público
  • ¿Para que la crisis no afecte a los más débiles? Abaratar el despido
  • ¿Un adjetivo comodín? Repugnante
  • ¿Un sustantivo? Humillación
  • ¿Franco? No te puedes quejar de cómo te fue con él

23 junio 2009

Dialéctica y silencios del mundo de Batasuna

¿Qué decía el editorial de Gara al día siguiente del asesinato de Eduardo Puelles? Nada nuevo bajo el sol del cinismo: que su "muerte en atentado" "refleja en toda su crudeza el conflicto vasco", criticando no a la banda que ha cometido el asesinato, sino a discursos del Gobierno español "que, en definitiva, o bien son irresponsables o bien son directamente responsables del alargamiento del sufrimiento para todas las partes".

Que más de 800 muertos a manos de la banda no sean suficientes para tomar conciencia del horror etarra es ya un dolor en sí mismo. En la revista Hika del mes de abril, entrevistado el filósofo Daniel Innerarity hacía unas afirmaciones que vienen al caso:

"Fijémonos que paradoja más curiosa hay en el hecho de que haya quienes consideraron los asesinatos de Carrasco y Uria como un evento que no merece repudio moral y que probablemente se indignarían si los demás consideráramos que la ilegalización “forma parte del conflicto”. Esta asimetría es indecente. Hay cosas que no tendrán nunca justificación con independencia de a quienes benefician o perjudican".


Para Innerarity (Diario de Noticias de Álava, 16-7-07), "una sociedad supera la violencia cuando se le vuelve literalmente incomprensible ". Según este filósofo la clave es el agotamiento de la credibilidad de los discursos justificatorios de la violencia. Su reflexión viene vinculada al terrorismo etarra, pero aporta enseñanzas para cualquier estrategia de fomento de una cultura de paz. Tiempo antes Innerarity había escrito para la asociación Lokarri:

“Quien se pertrecha con el único argumento de su radical coherencia tiene poco recorrido en política, pues ésta es una actividad que tiene que ver con la búsqueda de espacios de encuentro, el compromiso y la implicación de otros”.

Acertado era también el diagnóstico que hacía el editorial de Diario de Noticias el 21 de junio, titulado Soledad respecto a la posición de la autodenominada Izquierda Abertzale:

"Parece que nunca va a llegar la hora en la que los dirigentes de la izquierda abertzale oficial , conscientes de su inmensa soledad, conscientes del insoportable lastre que la violencia de ETA les supone para cualquier proyecto de "construcción nacional" y para alcanzar la "independencia de Euskal Herria", digan alto y claro que no quieren seguir uniendo su destino al de un grupo de fanáticos autoritarios capaces de matar -y de morir- para imponer su ideario a sangre y fuego".

Sólo tres días antes, Arnaldo Otegi había dicho en Radio Euskadi que la "responsabilidad" de un trabajador del proyecto del Tren de Alta Velocidad al que le habían atacado el coche "no es excesiva", y como el que se lava las manos afirmó también:

"Uno puede plantearse, con absoluta claridad, que quiere desarrollar una oposición cívica, pacífica, de movilización social, de presión popular, de presión democrática, pero éste es un país en el que existe una organización armada que toma sus decisiones".

¿Qué diferencia habría a la hora de valorar el ataque si lo hubiesen cometido los Guerrilleros de Cristo Rey y algún falangista hubiese salido a decir lo mismo? Moralmente ninguna. Es una cuestión de comportamientos, no de siglas.

Un buen resumen sobre la posición de Otegi lo hizo un articulista de Diario de Noticias, Jorge Nagore, el 31 de diciembre de 2006 (un día después del atentado de la T4 de Barajas):

"Si la táctica es la de seguir echando balones fuera y la culpa siempre al otro, entonces poco se puede avanzar con gente así, con gente que no se mira ni un solo instante la mierda de los calzoncillos pero que en cuanto te ve un lamparón en la camisa te señala con el dedo y además te llama guarro. Alguien que es capaz de transmitir solidaridad a los afectados al tiempo que habla de la explosión como un hecho más que demuestra que el proceso está bloqueado es alguien que o no maneja el lenguaje o desconoce por completo la escala de valores más simple que se les enseña a los niños a los cuatro años. Si éste es el interlocutor para el futuro, mal vamos, en serio. Porque tampoco me puedo creer que nadie en Batasuna, ya sea dentro o entre sus votantes, no esté en desacuerdo con esta forma de reaccionar y actuar, de la misma manera que muchos estamos en contra de muchas actuaciones del gobierno o de los jueces que no han conducido a ninguna parte y que, además, eran injustas, innecesarias y hasta surrealistas".

Dos años antes (el 21-2-04) otro columnista de este mismo periódico navarro, Xabi Larrañaga, había escrito un artículo titulado "Gracias, verdugos", también centrado en Otegi:

"Sólo un sujeto muy cínico homenajea ayer a un pistolero, nos carga hoy con la responsabilidad de su existencia y se lamenta mañana ("frutos trágicos del conflicto") si el homenajeado nos pega dos tiros (...) Otegi afirma que los demás, siempre los demás, han escupido en l mano de ETA, pero ETA y Otegi llevan años escupiendo en todas las manos que se han arriesgado a allanarles la pista de aterrizaje".

Meses después (Diario de Noticias, 29-5-04) el propio Larrañaga alertaba contra el olvido:

"El tiempo borra marices, y vamos olvidando si los cadáveres tenían mujeres, hijos, hermanos o mascotas. Vamos olvidando también las vomitivas razones de quienes no condenaron los atentados, vamos olvidando, y esto es lo peor, que su muerte no cayó del cielo como un meteoro. Hubo quien empujó y animó. Hubo quien apretó el botón y quien homenajea a quien lo hizo (...)"
"Me basta con ser ciudadano para quemar esa hojarasca oral, esa parla bélica o épica que se gastan los pistoleros, y percatarme de su inmensa falta de piedad. (...) ¿Para cuándo una gota de arrepentimiento?"

Qué difícil resulta desenquistar la violencia; crear empatía en personas que gritan “ETA mátalos” parece casi imposible, mientras a los demás nos estremece ver a los etarras en video ensayando el tiro trapero: movimiento para disparar seguido de otro apuntando al suelo para rematar. Como un automatismo. Como una gimnasia.

Y así, como escribía Aingeru Epaltza en Diario de Noticias (23-9-08):

"Es muy difícil ser solidario con quien ni lo es, ni lo ha sido, ni lo será contigo".

Más información:

- El 19 de noviembre de 2001 Otegi dijo que la autodenominada izquierda abertzale "nunca irá contra ETA". Blanco y en botella.

- Juan Mari Olano, siendo dirigente de Askatasuna, criticó en abril de 2007 a Ibarretxe por el homenaje que su gobierno tributó a todas las víctimas del terrorismo:

"Va pidiendo perdón en nombre de Euskal Herria sin pedir autorización a la ciudadanía de este país para hacerlo".

Pero él mismo dijo también:

"Por luchar por la libertad de Euskal Herria nadie tiene que pedir perdón"

ETA asesinó (una "ejecución" en su lenguaje) en diciembre de 2008 al empresario Inazio Uria, cuya empresa trabaja en la llamada Y vasca "proyecto cuyos intereses, dice ETA, son "ajenos a Euskal Herria".

- El 14 de junio Jordi Évole (más conocido como El Follonero) sacó en su programa de humor Salvados, en la Sexta, una entrevista que él mismo había hecho días antes a Otegi. El hecho, totalmente infrecuente en las televisiones estatales, levantó polvareda, y el contenido del diálogo también.


Leer dos críticas:

17 junio 2009

Si los nacionalismos son un "cáncer anacrónico", ¿el español también?

Con harta frecuencia, al llamado nacionalismo periférico se le vincula con el pillaje, el chantaje, la enfermedad, la tragedia, la irracionalidad... fundiendo la discrepancia con la desmesura, confundiendo la crítica con el insulto a la totalidad, en una pésima pedagogía. Se ha construido la idea de que en determinadas comunidades sólo hay nacionalistas y antinacionalistas. Si "los nacionalismos" son "un cáncer anacrónico", ¿Cómo interpretar entonces este párrafo publicado en la Tercera de ABC (16-10-08)? ¿Desde la oncología?

"El común sentimiento de unidad nacional, por cierto, más importante que la misma realidad del momento, es algo que se debe heredar, que debe fomentarse en el seno de la vida familiar, en las primeras enseñanzas, en las lecturas. En suma, un valor primordial en todo el proceso educativo y en todas las etapas de la socialización política de un pueblo que quiere sentirse fuerte".

¿No sería más ecuánime, clarificador y equilibrado admitir que hay un nacionalismo español, además de uno vasco, catalán, gallego...y que su riesgo, como pasa con cualquier otra ideología, es que se vuelvan excluyentes?

En todo caso, y especialmente desde hace algún tiempo, los partidarios de un mayor centralismo cargan contra las autonomías.

Saber más:


  • ¿El nacionalismo es un factor que explica la presencia de 100.000 personas el día de las Fuerzas Armadas en la playa de El Sardinero?
  • ¿Hay nacionalismo en el Acto de Homenaje a la Bandera o en la jura de bandera de 300 civiles (entre los que estaba un presidente autonómico que lo hacía por quinta vez)?
Si es que sí, ¿por qué no se dice? ¿Si es que no, qué palabra es entonces más adecuada para definir el ideario inspirador de estos actos? ¿Patriotismo, que suena más virtuoso? Por cierto, en euskera abertzale significa patriota.
  • Según el periodista Oriol Vidal, autor de "500 preguntas al nacionalismo español", nacionalismo "es sentirse parte de una nación y defender sus intereses. En este sentido creo que más o menos, todos somos nacionalistas".
  • "Me presento no como ministra de Cultura de España, sino de las Culturas de España", Ángeles González Sinde (tomado de ABC, 5-6-09), que respondía que es ministra del Gobierno de España, "no de los Gobiernos de España".

Neonacionalcatolicismo

En 1937 se escribió con nihil obstat el libro Qué saldrá de la España que sangra. Su autor, Julio Meinvielle afirmaba en un pasaje:
"España es obra exclusiva de la fe cristiana de suerte que destruir la fe cristiana es destruir España y destruir España es como amputar la Cristiandad".

Casi setenta años después, en La Razón entrevistaron a Antonio Cañizares (en la foto inferior), a punto de ser nombrado cardenal (5-3-06). A Cañizares, que tres meses antes había pedido que Isabel la Católica inspirase una forma de hacer política «que hoy en día tanto y tanto necesitamos», por las «heridas cerradas se tratan de reabrir», le preguntaron por su anuncio de `seguir trabajando en la defensa de la unidad de España´: "¿Por qué y cómo piensa hacerlo?"

Y respondió Cañizares:

"Como le corresponde a un obispo, a un cardenal; sirviendo a la fe en Jesucristo (...)"

Tres meses después, además de jurar bandera en la Academia de Infantería de Toledo, el 29 de junio mandó una petición para que se hiciese en todas las misas y oraciones públicas de las diócesis de Toledo, Madrid, Alcalá de Henares y Getafe:

"Recuerdo, como sabéis por el Catecismo, que el amar a la Patria y rezar por ella es un deber que entra dentro de los deberes que prescribe el cuarto mandamiento de la Ley de Dios. Esto no es entrar en política alguna y menos de partido. Es un deber de caridad y ójala que, mientras dure esta situación, todos oremos insistentemente por las gentes, por los pueblos y las instituciones democráticas de España."

En otoño, en sermón pronunciado en la Basílica del Pilar, Cañizares aseguró que el catolicismo es el camino no sólo “para una nueva primavera de santidad y de vida cristiana” sino también para “la unidad entre todos los pueblos de España”. Cañizares terminó su alocución pidiendo a la Virgen que ayude a España "a mantener una unidad cada día más fuerte entre sus gentes".
A finales de ese 2006, el 3 de diciembre, entrevistaron en ABC al entonces arzobispo de Pamplona, Fernando Sebastián, y le preguntaron que "qué es lo que hay que pedir a los nacionalistas". Sebastián contestó:

"Que se sometan al bien común. Y el bien común de los españoles, durante más de 20 siglos, surgió de la romanización y el cristianismo, con los que se inicia un proceso de acercamiento histórico, progresivo, que ha hecho un único pueblo, la nación española. Esto es un bien que no nos puede quitar nadie (...)".

Un día más tarde, Sebastián y Martínez Camino escribieron un artículo en ABC, añadiendo un matiz al matiz:

"los obispos consideran que las pretensiones nacionalistas independentistas no están hoy moralmente justificadas en el caso de España (...)".
"Queda la posible pregunta acerca de legitimidad moral no ya de una ruptura unilateral de la unidad política de España (el separatismo, cuya recusación ha quedado clara), sino acerca de la eventual propuesta de que esa unidad fuera rota solicitando y obteniendo el consentimiento mayoritario de toda la sociedad afectada, es decir, de todos los ciudadanos del Estado español. La Instrucción pastoral Orientaciones morales ante la situación actual de España no aborda directamente esta cuestión, porque no parece que ésta sea hoy una propuesta hecha por nadie de manera explícita y determinada. Pero si, como la Instrucción enseña, la unidad de España es un elemento fundamental de bien común de la sociedad española, será muy difícil, si no imposible, encontrar razones que avalen moralmente ni la mencionada propuesta ni la renuncia a tal elemento del bien común, por más que fuera verdaderamente libre y voluntaria. Nos encontraríamos ante un caso de posible legitimidad legal no sustentada en una base suficiente de legitimidad moral".

Saber más:
  • Manifestaciones del cardenal arzobispo de Madrid, Rouco Varela, quien casó en ceremonia de Estado a Felipe y Letizia en La Almudena, (ver archivo de la Archidiócesis de Madrid, 12 de abril de 2000): "en la actualidad española sigue habiendo una semilla de guerra y un resto dramático y trágico". Ocho años después, Zapatero pidió a Rouco el mismo respeto para las exhumaciones de desaparecidos que para los procesos de canonizacíón.
  • Portada de Diario de Navarra 16-2-36:
"Hoy puede decidirse el porvenir de España!"
"¡Vota, navarro, la candidatura del Bloque de Derechas y votarás por Dios y por la Patria!"
"La candidatura que hay que votar en Pamplona es esta"
  • Por contraste: en el libro "Los triunfadores" (Plaza&Janés 1980) una recopilación de entrevistas de la periodista María Mérida, el cardenal Tarancón afirmó:
"El futuro de España y del mundo debería ser un socialismo con espíritu cristiano".
"Hoy el pueblo ya no consiente ser sojuzgado por una oligarquía de capitalistas y, además, con toda la razón"

16 junio 2009

"En defensa de la familia cristiana"

Preguntas y reflexiones a raíz de un titular en distintos periódicos (31-12-07): "Multitudinaria concentración en Madrid en defensa de la familia cristiana"
¿Sólo hay un tipo de familia cristiana? ¿Se defendía en la plaza de Colón el derecho al reagrupamiento familiar de los inmigrantes o la vivienda digna? ¿De verdad que "los gobiernos ateos quieren destruir a la familia"? (Kiko Argüello (en la foto), iniciador del Camino Neocatecumenal, dixit) ¿Eso no incluye al PP?
¿Acaso el cheque bebé perjudica la familia? Depende: el portavoz de la Conferencia Episcopal, Martínez Camino, había criticado en 2007 las ayudas a madres solteras. ¿Y la ley de Dependencia, o la de Igualdad? ¿"Nos dirigimos a la disolución de la democracia", como afirmó en la concentración Agustín García-Gasco, cardenal de Valencia? ¿Se puede calificar este mensaje de "rotundo"? ¿Las familias no cristianas no tienen derecho al divorcio? ¿Si éste es exprés es más horrendo? ¿Una pareja de hecho ataca al modelo matrimonial? ¿Un casamiento entre homosexuales?
Según Martínez Camino, el matrimonio gay es el hecho más grave con el que se ha encontrado la Iglesia católica “en sus dos mil años de historia" (16-6-05); según el hoy cardenal Antonio Cañizares, con la aprobación de los matrimionios homosexuales "la democracia con esta permisividad camina hacia su autodestrucción" (lo dijo también en mayo de 2005).
¿De verdad que una prioridad en el mundo es prohibir los divorcios? ¿La regeneración de la democracia pasa por la prohibición de casamientos entre gays? ¿A qué esperan a denunciar con ese tono la guerra, el sida, el hambre, o la pena de muerte? ¿O es que todo eso no rompe familias? ¿La violencia de género es achacable a "la revolución sexual" o su raíz es el machismo puro y duro? ¿Cuánto saber práctico atesora sobre convivencia matrimonial un sacerdote célibe de más de 60 años?
Poco antes de las últimas elecciones Generales, la Conferencia Episcopal pidió en una nota emitida el 30 de enero de 2008 que los católicos no votasen a partidos que entre otros planteamientos promueven el matrimonio homosexual, por "el peligro" que supone en palabras del propio Papa Benedicto XVI. Esa nota también se apoyaba en unas palabras de Juan Pablo II afirmando la necesidad de “superar decididamente las tendencias corporativas y los peligros del separatismo con una actitud honrada de amor al bien de la propia nación". Dos meses después de este pronunciamento, y tras la victoria del PSOE, Sebastián dijo en ABC (4-4-08) que “analizando las cosas objetivamente, no es compatible” ser cristiano y votar socialista.

Más información:
  • ¿Y las familias irquíes en la guerra de Irak? Fragmento de una entrevista al cardenal Rouco en La Vanguardia (27-4-03):
"en el terreno institucional no se ha producido ningún deterioro en las relaciones entre la Iglesia católica y el Gobierno de España. La prueba de ello es que la visita del Santo Padre (a) Madrid se está preparando y organizando en un clima de muy buena cooperación. Sin embargo, espero que la experiencia de las últimas semanas haya servido a los católicos con responsabilidades institucionales y en las estructuras de gobierno para tener una visión más cristiana de la vida y de su acción política, para ser mejores cristianos".
  • En Diario de Noticias (18-6-05), el articulista Xabi Larrañaga escribió:
"Asusta tanto cinismo. Pues sólo un cínico es capaz de manifestar su cariño y respeto hacia los homosexuales y, al mismo tiempo, condenarlos moral y legalmente. Sólo un cínico puede afirmar que los quiere como frutos de Dios y, al mismo tiempo, negarles la facultad de amar y amarse como seres humanos. Al parecer, su "amigo mariquita" –todos dicen tenerlo– ha de ser soltero y casto, con un hielo en la bragueta y otro en el corazón. Eso, colegas, no es un homosexual: eso es un mueble-bar. Y no es necesario ser ateo sodomita –así me llama un lector– para cabrearse. Tampoco hace falta recordar el uso de la garrucha, el potro, la toca, la pira y demás juguetes de la Inquisición. Basta con saber que sólo en el último siglo el integrismo ha arremetido, entre otros pecados, contra el voto de la mujer, el matrimonio civil, el baño en la playa, el tango, el cine, la educación mixta, los métodos anticonceptivos, el divorcio, y que en todos los casos ha aireado la amenaza apocalíptica: se destruye la familia. Tiene gracia, y cierta lógica, que quienes se imponen la prohibición de procrear sean precisamente los más tenaces agoreros".
  • Viñeta humorística de Rodera en ADN, (21-5-08):
"Hay medios de comunicación que ofrecen una imagen parcial, sesgada y distorsionada de la iglesia.
Y otros medios que nos critican".
  • El arzobispo anglicano Desmon Tutú, en El País (7-11-07):
¿Cómo es posible luchar contra el racismo y no contra la homofobia? La orientación sexual no se elige. La homofobia es también una forma de apartheid".


08 junio 2009

El lobby militar

La “defensa” de carácter inequívocamente nacionalista que promueven los ejércitos apelando al riesgo de ataque foráneo, sigue evolucionando en España
  • Según el general de división retirado Jorge Ortega, “también en Afganistán” está en juego “la defensa de España”. Lo afirmó en un suplemento especial de 64 páginas que publicó La Vanguardia, el 31 de mayo de 2009, donde también se pueden encontrar estas dos citas:

  • “La sociedad no ha asumido íntegramente la idea de que la defensa es responsabilidad de todos, de militares y civiles. Los primeros han elegido una profesión en la que pueden llegar a dar su vida por defender a los demás, pero el resto de ciudadanos también hemos de contribuir a que nuestro país esté seguro. Y una parte de esa responsabilidad es las FF.AA. cuenten con el presupuesto necesario para realizar adecuadamente sus funciones”.

Jordi Marsal, adjunto civil al director del CESEDEN (Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional).

  • “Hemos de ser consciente de que para conseguir esa seguridad imprescindible para la vida diaria, de que para mantener el progreso, el bienestar y la libertad que queremos, hemos de pagar un precio. Y ese es el de mantener unas FF.AA. preparadas, equipadas y modernas”.

José Enrique de Ayala, general de división en la reserva.

Defensa y seguridad en primera persona del plural, más marketing solidario... los conceptos y términos sobre los que gravita la actual cultura militar tienen una fuerza nada desdeñable para la opinión pública. Pero hay una inseguridad ciudadana que tiene que ver con la exclusión y precariedad que se difumina en la abstracción de los asuntos sociales. Es entonces cuando se habla de gasto, no de modernización social.