08 junio 2009

El lobby militar

La “defensa” de carácter inequívocamente nacionalista que promueven los ejércitos apelando al riesgo de ataque foráneo, sigue evolucionando en España
  • Según el general de división retirado Jorge Ortega, “también en Afganistán” está en juego “la defensa de España”. Lo afirmó en un suplemento especial de 64 páginas que publicó La Vanguardia, el 31 de mayo de 2009, donde también se pueden encontrar estas dos citas:

  • “La sociedad no ha asumido íntegramente la idea de que la defensa es responsabilidad de todos, de militares y civiles. Los primeros han elegido una profesión en la que pueden llegar a dar su vida por defender a los demás, pero el resto de ciudadanos también hemos de contribuir a que nuestro país esté seguro. Y una parte de esa responsabilidad es las FF.AA. cuenten con el presupuesto necesario para realizar adecuadamente sus funciones”.

Jordi Marsal, adjunto civil al director del CESEDEN (Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional).

  • “Hemos de ser consciente de que para conseguir esa seguridad imprescindible para la vida diaria, de que para mantener el progreso, el bienestar y la libertad que queremos, hemos de pagar un precio. Y ese es el de mantener unas FF.AA. preparadas, equipadas y modernas”.

José Enrique de Ayala, general de división en la reserva.

Defensa y seguridad en primera persona del plural, más marketing solidario... los conceptos y términos sobre los que gravita la actual cultura militar tienen una fuerza nada desdeñable para la opinión pública. Pero hay una inseguridad ciudadana que tiene que ver con la exclusión y precariedad que se difumina en la abstracción de los asuntos sociales. Es entonces cuando se habla de gasto, no de modernización social.

1 comentario:

Zeberio Zato dijo...

Como dijo José Bergamín: "Detrás de todo patriota hay un comerciante"