26 noviembre 2011

Javier Elzo, sobre la memoria

Fragmento de un artículo en El Diario Vasco (26-11-11)

"Difícil sortear estas trampas de la memoria. Pero la mayor trampa estaría en no reconocer que la memoria tiene sus trampas. Todas las memorias. También la nuestra, la de cada uno de nosotros. Es el precio a pagar, para, al menos escuchar los relatos de los `otros´".

Foto, de Juantxo Egaña, tomada de Wikimedia

Saber más: Javier Elzo, Premio Eusko Ikaskuntza-Caja Laboral de Humanidades 2009 afirmó en su discurso de agradecimiento: "Euskadi necesita un enorme ejercicio de verdad y humildad"

Elzo habló de la violencia de ETA, "el mayor problema para nuestra sociedad pues conlleva que haya del orden de 42.000 personas amenazadas de las que algunas han de vivir escoltadas". Y también dijo:

"ETA y su mundo legitiman su violencia en la existencia de un problema político no resuelto como si no hubiera, en otros sitios, problemas políticos no resueltos, similares al vasco, sin que tengan que soportar la losa del terrorismo. ETA es básicamente una organización totalitaria de la que la violencia es su moneda de cambio. (...) No hay duda posible: el objetivo primero hoy es terminar con ETA y liberar a miles de personas de la situación de angustia y persecución que padecen. Es lo más urgente y lo prioritario".


Por otro lado, Elzo afirmó que "no es aceptable que se mire a otro lado, de forma sistemática, cuando se habla de malos tratos y torturas, y crítico con "la gestión de las víctimas en la transición política española" , añadió:

"Y no me sirve que me digan que el final de ETA no es equiparable al final del franquismo. Nunca hay dos situaciones totalmente equiparables. Por ejemplo, en el caso de ETA no hay dos bandos enfrentados, como en la guerra civil, pero hay algo perfectamente trasladable: la necesidad de entender el punto de vista del adversario, lo que no quiere decir aceptarlo, por supuesto. De ahí que, hoy, aquí, esté hablando, exclusivamente, de convivencia y reconciliación entre personas, no entre proyectos políticos(...)"

Para Elzo, "Euskadi necesita, ya, revisar su historia, levantar el velo de los silencios sobre todas las victimas. Necesitamos conocer la verdad. Toda la verdad. Euskadi necesita un enorme ejercicio de verdad y humildad". Y habló de la necesidad de "una reconciliación basada en los valores básicos del respeto a los derechos humanos de todas las personas y al reconocimiento del daño causado por parte de los victimarios a sus víctimas (...)", aunque también lamentó los años perdidos en esta tarea:
"Se ha levantado muy tarde el velo de las victimas de ETA. Las hemos olvidado en los años de plomo cuando había casi cien asesinados al año y se enterraba a las víctimas con sordina. Porque esas víctimas eran, básicamente, guardias civiles, policías nacionales, miembros del Ejercito, ertzainas y empresarios. Pero si solamente se levantara ese velo, el de esas solas víctimas, cual boomerang, puede volverse contra ellas (...)".

Este sociólogo dejó claro que "víctimas y verdugos no son lo mismo, evidentemente. La sociedad no puede dispensar el mismo trato a los que son víctimas de terrorismo que a los terroristas. Los primeros tienen derecho al reconocimiento y apoyo social en todos los órdenes. Los segundos, una vez detenidos, deben saldar sus deudas, en la forma que decida la justicia. (...)"

Finalmente concluyó su discurso con estas palabras:

"Sin más dilaciones tengamos ya el coraje intelectual para buscar siempre la verdad, admitir que la verdad encontrada será a todas luces incompleta y que requiere la confrontación con la verdad que otros, especialmente si están en posiciones distintas a las propias, hayan podido encontrar. Y siempre un poco de humanidad, mucha humanidad".
Foto, cortesía de Euskonews.com

Saber aún más:


- "Memoria de Euskadi", libro de María Antonia Iglesias, publicado en 2009, un interesante conjunto de testimonios para conocer la fontanería política y la historia reciente en el País Vasco.





No hay comentarios: