26 diciembre 2009

¿"Politizar" el fútbol?

¿Qué politiza y quién politiza este deporte?

¿La camiseta del Sevilla con los colores de España politiza el fútbol? ¿La bandera española en la camiseta del Madrid en competición europea?
¿La senyera, la ikurriña, la rojigualda, la bandera de Navarra, andaluza o aragonesa politizan?

¿Se futboliza la política o se politiza el fútbol con determinados patrocinios o apoyos institucionales, operaciones urbanísticas, etc.?

¿Y en la celebración de la "Copa de Su Majestad el Rey"?

Asunto clave: ¿se podría ser más severo desde el mundo del fútbol con los grupos radicales que tanto animan?


Saber más: El poder social del fútbol


Los equipos son símbolos de su tierra. Los medios de comunicación resultan fundamentales en esa identificación

El fútbol y los medios generan un formidable negocio y un sentido de pertenencia, identidad e integración. Los medios de comunicación contribuyen mucho a la divinización de los jugadores, teatralizando el lenguaje, el juego y todo lo que le rodea. Un logro deportivamente histórico saca a la calle a una multitud de personas en medio de una emoción legítima y hasta lógica, pero tal vez mitificadora en exceso.
Las instituciones también alimentan esa dinámica. En 2006 ante una visita del Real Madrid a Pamplona, el entonces presidente de los merengues, el ahora defenestrado Ramón Calderón, fue recibido en el Gobierno de Navarra por una consejera, en el Parlamento de Navarra por su presidente y en el Ayuntamiento de Pamplona por la alcaldesa. Como un jefe de estado o un Premio Nobel.

El fútbol (que no fúbol) es esencialmente un juego y un deporte apasionante. Lo demás son añadidos.


Más información:

No hay comentarios: