29 diciembre 2009

Palabras con descargas políticas

Términos amplísimamente utilizados merecen reflexión
  • LIBERTAD: ¿Responde a un concepto democrático profundo expresar, como lo hizo un presidente de gobierno autonómico, que "mientras ETA exista, cualquier avance del nacionalismo vasco amenaza la libertad"?

  • HUMILLANTE: Palabra que merece cautela en su empleo y recepción, muy del gusto de ciertos sectores conservadores. Se dirige a supuestos o reales humillados, conscientes o inconscientes de esa supuesta humillación.

  • DIVERSIDAD: ¿Qué concepto de la diversidad existe mayoritariamente en España? ¿Más cercano a lo folclórico? ¿Qué significa una expresión como amante de las sanas tradiciones?
  • ESPAÑOLES DE BIEN: Se ha hablado a veces de los “españoles de bien”. ¿Hay muchos españoles de mal? ¿En qué se diferencia un español de bien y un español de mal? ¿Puede una persona ser un maltratador, un explotador, un turista sexual con menores, y para depende qué asuntos ser un español de bien? ¿Quién otorga los certificados? ¿Los españoles “de bien”, los españoles “normales”, los españoles “héroes” tienen derecho a insultar al resto? ¿Existen también los españoles regulares? ¿O eso es dar pábulo al relativismo? ¿Hay también vascos de bien o catalanes de bien, independentistas? "La gente buena y la gente llana de este país es española y se siente española", se dijo en RNE en marzo de 2001. Los seres humanos tenemos una capacidad enorme de construir mitos.
  • CONSTITUCIONALISTAS: Denominación que se emplea sin espíritu crítico. En la Constitución hay artículos olvidados. Baste recordar el artículo 47 de la Constitución:
"Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.
La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos".
  • FIRMEZA. Términos asociado a la ideología conservadora ¿Se puede ser claro y firme en la defensa de los derechos humanos aunque vaya en detrimento de eso que llaman "nuestros intereses"?
  • FACHA: Según la RAE, una de las acepciones de facha es "de ideología política reaccionaria". Si reaccionaria es "relativo a la reacción (tendencia tradicionalista), o también "opuesto a las innovaciones" habrá que convenir que en el despectivamente llamado facherío hay mucho más colores que los rojigualdas y que no todo lo rojo y amarillo es automáticamente facha, ni mucho menos. Y no sólo pensando en determinado vasquismo, catalanismo, navarrismo... sino también en aquellos tradicionalismos de izquierda, de fe inquebrantable, de una ortodoxia que tiene mucho de reaccionaria ante la posibilidad de innovar.
  • DERECHA SALVAJE: Es habitual referirse desde algunos ámbitos "a la derecha salvaje" como contraposición con la "derecha civilizada". Adjetivos con reminiscencias coloniales que curiosamente no se emplean para la izquierda, aunque también la hay dogmática, arrogante y excluyente. Para empezar, buena parte de la autodenominada abertzale. A sus simpatizantes se les llama radicales; tal vez sería más apropiado calificarles de ultras. En vez de arriba, gora; en vez de unos colores, otros, pero equivalentes en bastantes aspectos. Mucho exaltado, mucho atrabiliario con aureola de David. Una lástima y una tragedia.
    Pero fuera del ámbito vasco también hay una izquierdona maniquea y reduccionista, que excluye y no se autocuestiona. Enamorada de su presunto purismo, con frecuente desapego por la complejidad y prendida de ligereza, no gasta muchas energías en persuadir. Así no resulta precisamente sencillo construir alternativas reales ni tejer complicidades. Hay una izquierda extrema, vaya que sí la hay, aunque se nota más la que se arruga y se diluye.
  • DISCURSO DESACOMPLEJADO: Adjetivo habitualmente excusatorio para vestir lo que otros posiblemente calificarían de radicalizado.
  • BOLSAS DE RESISTENCIA, FLUJOS: transformaciones nominales que sufren a menudo las personas en ciertas guerras o cuando emigran.
  • VICTIMISMO: se emplea mucho, venga a cuento o no. Su uso torticero sirve de deslegitimador del sujeto paciente.
  • BUENISMO: otra palabra socorrida. El empleo del ismo devalúa por meliflua o falsa la posición ajena. Bueno o malo son conceptos que merecen ser manejados con prudencia. Por ejemplo, ¿políticamente qué es ir en la buena dirección? Complicado responder sin influencias ideológicas.
  • ERRORES: posible eufemismo blanqueante de barbaridades. Al fin y al cabo ¿hay algo más humano que errar?
  • ALDEANO/A: con reminiscencias clasistas, suele derivar en la altanería de descalificar, frente a una cultura potente, otra minoritaria, como si fuera de chichinabo. Posible sinónimo: paleto/a.
  • VIOLENCIA: “Guatemala restituye la pena de muerte para frenar la elevada violencia”. Agencia EFE, 14-2-08

¿La pena de muerte no es violenta?

  • VASQUISTA: es un término capaz de recoger más adhesiones que abertzale. No es cuestión de idioma, sino de literalidad. Por cierto: decir Navarra es Navarra o Nafarroa es Nafarroa es una redundancia.
  • PARLAMENTARISMO: A veces se olvida que el sistema político español es parlamentario, no presidencialista.
  • ANTICLERICALISMO/ANTIAMERICANOS: Conceptos que pueden definir una realidad o convertirse tal vez en un tramposo contraataque dialéctico.

Ver también:

Léxico conservador, en EL ULTRAMARINOS (29-6-09)

No hay comentarios: