08 enero 2013

25 notas para recuperar el valor de lo público

 Para garantizar lo público, menos público, nos cuenta la Moncloa. ¿Compramos la consigna? Ideas para promocionar la necesidad de lo público
  • Los derechos no se pueden conceptualizar en términos de generosidad o de lujo, sino de obligaciones básicas. Pegando, por ejemplo un hachazo a la sanidad no mejorará la salud ni la vida de las personas será más habitable. Al contrario, algunos perderán hasta la vida.
  • Los derechos humanos son universales y permanentes. Los avances, son reversibles.
  •  No es lo mismo pensar que `la economía impone medidas duras´, que pensar que es el capitalismo la que las impone. 
  • No es lo mismo competitividad a secas que competitividad justa. Sin oportunidades equitativas no hay verdadera competencia.
  • Para sanear la banca no se puede enfermar  a la sociedad. 
  • También se puede argumentar desde el utilitarismo. Los servicios sociales, como su propio nombre indica, sirven.
  • La justicia previene la caridad. O la crisis y el bienestar se abordan desde un enfoque comunitario o clasista.
  • Se afirma como quien no quiere la cosa que nuestro estado de bienestar está "sacralizado". ¿Nuestros derechos también se han sacralizado? ¿Sagrado capitalismo entonces?  
  • Cuando un derecho se convierte en caridad, luego hay quien dice luego que se abusa de una supuesta generosidad. "hay que dejar de ser el hospital de la caridad de los inmigrantes irregulares" escribió en Expansión Julio Pascual y Vicente, presidente del Instituto de Estudios de Competencia. 
  •  En esta crisis se nos está olvidando que los estados, además de gastar también generan riqueza.
  • Cuando la economía del mundi iba bien, mil cuatrocientos millones de personas ingresaban junto a sus familias dos dólares al día, según un informe de la OIT, presentado en diciembre de 2004.
  • "Un sistema que socializa las pérdidas y privatiza las ganancias está condenado a gestionar mal el riesgo" Joseph Stiglitz, en El País (suplemento Negocios, 10-4-11).
  • Tenemos un problema serio si se nos educa más para ser consumidores que para ser críticos. 
  • Como observa el escritor Miguel Sánchez Ostiz, "se ayuda con dinero público a bancos que no ayudan a quiens sufragan sus pufos".
  •  Hay discriminadores que equiparan respeto y no discriminación con lo políticamente correcto. 
  • Hay quien ve automáticamente en la izquierda demagogia y en el centro sentido común. Es hora de hablar de las demagogias del centro y de la derecha. 
  •  Primero convierten un derecho en caridad y luego dicen que se abusa de nuestra generosidad. 
  • La libertad liberal ataca a la equidad. Sin equidad no hay igualdad de oportunidades (ni verdadera libertad ni verdadera democracia.
  •  Cuando la gente tiene que gastar un dinero que no tiene en salud, o cae en la pobreza o no se cura.   
  • ¿Quién prefiere que sea el garante de su derecho a la salud, el estado o una empresa privada?
  •  Como decía Tony Judt, hay una libertad que conduce a la pobreza. (*) 
  • Vivimos en un retroceso social continuado, por mucho que algunos lo revistan de oportunidad o de modernización.  
  •  Los mercados financieros debilitan la democracia, detrás de su prepotencia hay una ideología liberal. 
  • Creer que más liberalismo traerá un mundo más habitable, cuando muestra a diario su idea de lo público y del trabajo, es miopía política.  
  •   Conviene recordarlo: gente que dice que esperamos demasiado del papá estado, hace negocio de los recortes o aspira a hacerlos.
(*) Saber más:

  • "La libertad es la libertad. pero si conduce a la desigualdad, la pobreza y el cinismo, deberíamos decirlo con claridad en vez de ocultarlo (...)"

Tony Judt, Algo va mal (2010), donde considera que la socialdemocracia está desprovista de una "narración ideológica".


No hay comentarios: