22 diciembre 2016

Sobre el discurso migratorio


  
"El discurso migratorio es muy estrecho y claramente escorado hacia la derecha en su formato más conservador. Los que se atreven a meterse en el debate se limitan en la mayoría de los casos a crear un discurso reactivo. (...)
En todo este escenario de discurso dominante antimigratorio de derechas, ¿dónde se encuentra la izquierda? Salvo honrosas excepciones individuales, en este tema, como colectivo político y líder de opinión, la izquierda está muy a la derecha. (...)
El mayor problema al que tenemos que enfrentarnos ahora es cómo somos capaces de cambiar este discurso antimigratorio tan en boga. De experiencias pasadas como el derecho de voto de las mujeres hemos aprendido que tenemos que salirnos del marco existente y empezar un discurso diferente, no reactivo, con otras bases. Sin duda, el eje principal es el de los derechos de todos los seres humanos. Las mujeres adquieren el derecho a voto porque es impensable que alguien no tenga derecho a votar por no ser hombre. Los negros adquieren sus derechos en Estados Unidos porque es impensable que el color de la piel sea un factor en la adquisición de los mismos. Los migrantes tendremos derecho a llegar a otros países que no sean los nuestros, porque es impensable que el sitio de nacimiento sea el factor que determine la libertad de movimiento.
Es de cajón. Si limitamos la libertad de movimiento de unos por razones tan simples como el dónde han nacido sentamos las bases para que ese mismo criterio se nos aplique a nosotros. No lo olvidemos, porque luego se nos llena la boca hablando de Trump o del Brexit como si no tuvieran nada que ver con lo que hacemos y promovemos aquí".

No hay comentarios: