16 enero 2010

"No se aprende fácil nada"

Iñaki Gabilondo pasó por Pamplona para dar una conferencia sobre el papel de los partidos políticos y los medios de comunicación, y comenzó hablando de la dificultad de "digerir la realidad", de la importancia de buscar preguntas y no sólo respuestas ante la aceleración de los acontecimientos en el mundo, un contexto nuevo en el que "no estamos adiestrados para movernos".
  • Este periodista donostiarra percibe la desaparición de un discurso colectivo (*). Según Gabilondo, los partidos políticos y los medios de comunicación se han apoderado del discurso, y la sociedad se aleja de unos y otros.
  • Reprochó a los partidos políticos que en el día a día la conquista del poder se haya convertido en un fin en sí mismo. Su fin, el bien común, se diluye, y la estrategia y el discurso se retuerce y se adapta en función de la conquista del poder, fenómeno que calificó de "degradación".
  • Respecto a los medios de comunicación, habló de que su "frenesí empresarial y tecnológico" ha desplazado el qué queremos contar. Estamos contando audiencia, señaló, pero el relato no ha sido sometido a revisión. El equilibrio entre la redacción y la empresa periodística se ha descompensado hace tiempo en favor de la segunda, señaló. Además, el paro y la precariedad, merman la libertad de expresión, por miedo a quedarse en la calle.
  • Reivindicó la responsabilidad social del periodismo y el "compromiso social" de esta profesión. Así como un cirujano opera igual trabaje donde trabaje, comparó gabilondo, el periodismo "no ha establecido la línea roja" detrás de la cual no se debería cruzar. Para Gabilondo, la lógica del gerente se ha apoderado del discurso de la redacción: "el éxito es el objetivo cuando es un objetivo".
  • Reclamó la decencia y la civilidad como valores que se deben recuperar. Para Gabilondo el mensaje que se destila de que mientras no sea delito cualquier comportamiento es respetable es muy pernicioso.
  • Distinguió entre programa basura y programación basura, un espacio público invadido por intimidades. Criticó la "infantilización" social, y habló de la dificultad del aprendizaje: "no se aprende fácil nada", "no hay nada que sea fácil".
  • Alertó sobre la falta de tiempo para pensar, de las opiniones sin formar ante la velocidad de los acontecimientos.
  • Se mostró perplejo de que un "acontecimiento" como la nacionalización de los bancos en Estados Unidos no hubiese provocado un "debate monumental" por su significado, y se preguntó el por qué, salvo excepciones, no se ha producido, y qué quiere decir este silencio social. Es como si no hubiese ocurido nada, subrayó, crítico con la posibilidad de regresar sin reflexión a la lógica que había traído la crisis.
  • Dijo que el ámbito progresista es tendente a la desilusión y al desengaño, porque en su opinión pide más a la política que los sectores más conservadores. "No es verdad que sea el fin de las ideologías".
Saber más:

Iñaki Gabilondo, sobre la cumbre de Copenhague, la izquierda y el capitalismo (Noticias Cuatro, 21-12-09)
(*) ver al respecto esta viñeta de El Roto en El País, el 13 de enero.

No hay comentarios: