23 diciembre 2008

Cuando "modernización" era posibilitar el alargamiento de la jornada laboral

El Parlamento Europeo se ha posicionado mayoritariamente en contra de la jornada de 65 horas. La aprobación en junio de una directiva europea (no ratificada ahora) para posibilitar el alargamiento de la semana laboral a 60 o 65 horas semanales, o incluso más, generó un debate en el que queda clara la dimensión ideológica del lenguaje sobre el marco laboral

  • El País (10-6-08): se hablaba de “duro golpe al derecho social”, recordando que la jornada laboral máxima de 48 horas semanales fue aprobada por la Organización Internacional de Trabajadores en 1917. Sin embargo, también se afirmaba que con la nueva directiva de tiempo de trabajo “se consagra la libertad de elección del trabajador en materia de jornada”. Un día más tarde El Roto publicó esta viñeta.

  • Europa Press: “se contemplan una serie de salvaguardas para garantizar que los trabajadores aceptan el 'opt-out' voluntariamente y no forzados por temor al despido".
  • La Rioja.com: la patronal CEOE “reclama” y “solicita” que no se realicen «análisis catastrofistas».

  • ABC (11-6-08): su editorial aseguraba que con la aprobación de la directiva la UE "ha dado un paso hacia la liberalización y modernización de las relaciones laborales. Un paso que efectivamente supone una ruptura con una historia de tutela e intervención constante, más propia de economía inmaduras. Como mínimo, debemos felicitarnos por la apertura de este debate sociolaboral en toda Europa", acusando de "visión maniquea" la crítica global a la directiva.

Por cierto, ¿por qué en general los discursos llamados “desacomplejados” son siempre conservadores o ultraconservadores?


Saber más:

    • En 2005, el entonces director gerente del Fondo Monetario internacional, Rodrigo Rato defendió un incremento de la jornada laboral en Europa. (El País/El Mundo 24-2-05)


    No hay comentarios: